free hit counter
NOTICIAS
¡In-cre-í-ble! Mujer asegura que una ráfaga de viento la embarazó

En Indonesia, la historia de una mujer que dice haber sido embarazada por una ráfaga de viento rápidamente se ha viralizado en diversas partes del mundo.

¡In-cre-í-ble! Mujer asegura que una ráfaga de viento la embarazó

La historia fue contada por Siti Zainah, una mujer de 25 años originaria de Cianjur a quien supuestamente le sucedió esto, y es que según lo que contó a algunos medios locales, quedó embarazada luego de que una ráfaga de aire entrara a su cuerpo por en medio de sus piernas mientras se encontraba acostada.

Pero si esto resulta imposible de creer, aún falta más, pues de acuerdo a lo relatado por Siti Zainah, tuvo que acudir de inmediato al hospital debido a que su vientre empezó a crecer además de que sintió mucho dolor. Pocas horas después los médicos que le atendieron le indicaron que se encontraba en labor de parto.

Después de realizar la oración de la tarde, estaba acostada boca abajo y de repente sentó una ráfaga de viento entrar en mis piernas. Un momento después mi estómago se hinchó, volvió a la normalidad y luego volvió a crecer.

Siti Zainah se convirtió en madre de una niña que pesó 2.9 kilogramos y de acuerdo a medios locales, ambas se encuentran en buen estado de salud.

De acuerdo a Eman Sulaeman, directora de la clínica comunitaria en donde la asombrada madre dio a luz, todo esto tiene una explicación, pues de acuerdo a lo que declaró al diario “The Sun”, la joven tuvo un embarazo críptico, el cual cosiste en que la persona se da cuenta que está embarazada cuando empiezan los dolores para la labor de parto.

Tras los rumores que se esparcieron por la comunidad, diversas personas creen que esto es parte de un milagro e inclusive hay quienes indican es un acto de brujería.

También te puede interesar: Eugenio Derbez desmiente a quienes dicen que no está al pendiente de la salud de Sammy



No te puedes perder...

...

¡Qué calor!

La Carabina de Ambrosio

Efectos del perfume

La leyenda de Joaquín Pardavé

Comentarios